Rafa Alkorta. Sport Brands 2.0

Bicicletas con forma de sonrisa

2 agosto 2017 En Actualidad 0 comments

Cada día que amanece en Anantapur es un día increíble. Junto a otros voluntarios hemos inaugurado una escuela en una aldea con 54 familias muy pobres, a unos 80 km de la Rural Development Trust Office Vicente Ferrer.

Me han recibido muy bien, muchas veces y en muchos sitios, sin embargo nunca como lo hicieron las gentes de esta aldea. Padres, madres, abuelos y niños agradeciéndonos y agasajándonos al unísono por haber ido a visitarles, por inaugurar una escuela para sus críos. Previo a la inauguración del colegio nos ha tocado hacer un ritual con la imagen de Vicente Ferrer para posteriormente hacer correr la cortinilla descubriendo una placa conmemorativa.

Me he sentido abrumado y feliz. Éstas personas no están acostumbradas a ver gente como nosotros, no están acostumbrados a la ayuda desinteresada y eso se nota. Con qué poco sonríen, son felices y se muestran agradecidos.

A continuación, viví otro momento que no olvidaré nunca, acudí a una escuela donde estudian niñas, y cada vez más niños, que precisan una bicicleta para poder llegar al colegio. Son chicas que viven a gran distancia del centro y si no tienen bici las dificultades para llegar son muchas por lo que existe una tasa muy elevada de abandono escolar. Por ello, y con motivo de mejorar la calidad de vida de estos niños comencé junto a mi amigo Manu Orozco, Josema Fuentes y Txutxi Maeztegui (director de ‘Los 10.000 de El Soplao) una donación de bicibletas.

Hace unos años nos reunimos y decidimos ayudar informando a los participantes de la competición Los 10.000 de El Soplao de que además de pagar la inscripción de la carrera podían donar lo que quisieran para este precioso proyecto. Colaborando de este modo para que la vida de estas niñas y sus familias dé un giro de 180 grados. Llevamos 5 años sacando este proyecto adelante, recaudando dinero de los participantes y contando ya con más de 300 bicicletas en esta provincia de la India.

Desde mi blog quiero aprovechar para daros las gracias a todos. Con mis ojos he visto los resultados, he estado con las niñas y he comprobado que el motor de sus sonrisas tiene forma de bicibleta. Después de comprobar que la ayuda llega y da sus frutos nos fuimos a visitar el centro de otra aldea. Otra vez lleno de niños y niñas, nos han cantado, han bailado para nosotros. Todo el pueblo estaba allí. Un sinfín de abrazos, felicitaciones, y fotos, todo lo que os podáis imaginar es poco. Al final sientes casi vergüenza, porque no entendemos la positiva y desmedida gratitud que sienten estas personas con nuestro apoyo.

Por eso y desde mi web oficial deseaba contaros esto. Hay que ir hasta allí, hay que vivirlo. Es una sensación reconfortante, te sientes querido y si les miras a los ojos sólo desprenden agradecimiento.

Gracias,

Rafa.

There are no comments yet

Responder

Acepto la Política de privacidad