Rafa Alkorta. Sport Brands 2.0

El fútbol era otra cosa

27 marzo 2017 En Actualidad 1 comment

Desde el sofá de mi casa parpadeo atónito frente a mi televisión. No doy crédito ante los comportamientos límite de algunos padres durante los partidos de fútbol de sus hijos. Son vergonzosos y reprobables. Los niños deben aprender del fútbol valores tan nobles como el juego en equipo, la solidaridad, el respeto por el rival, la recompensa tras el esfuerzo y sin embargo, son los padres, en cada vez más ocasiones, los que avergüenzan a sus hijos envenenando desde la grada un deporte tan limpio como el fútbol.

Los niños sufren en primera persona estas lamentables actuaciones y opino que los clubes deben tomar parte del problema e intentar revertir esta situación. Una buena lección por parte de los equipos sería sentar a padres e hijos y explicarles que el deporte no deja de ser un juego, una competición disfrutona, se gane o se pierda. Que las lecciones que se extraen de una derrota son siempre positivas, y van más allá de una decisión arbitral o una mala acción del rival.

Para saber ganar primero hay que saber perder, y desde la grada lo bonito es el refuerzo positivo al equipo de tu hijo y no el insulto barato y faltón al equipo rival. Espero que en el futuro no tengamos que lamentarnos y soltar aquello que dice ‘de aquellos barros, estos lodos’…

Comentarios

  1. Jorge Vega dice:

    Por desgracia cada vez se vé más en los terrenos de juego, y los que más ejemplo deben dar son los padres de los niños. Educación? Competitividad?. Como bien dices hay que saber perder al igual que saber ganar.

Responder

Acepto la Política de privacidad